Los sistemas de TRICO proporcionan un método seguro y eficiente para almacenar y dispensar lubricantes. Ahorran espacio, permiten organizar los lubricantes y evita la contaminación de agentes externos, dando así un primer paso importante en control de costos y daño de lubricante.