Se utilizan para reducir los niveles de contaminación del aceite en servicio (ya sea agua o partículas). No sólo incrementará la confiabilidad de su equipo al utilizar los sistemas de filtración, sino que también observará una drástica reducción en los costos generales de mantenimiento.