No deseche sus aceites. El agua y las partículas son la principal fuente de contaminación de los aceites, por lo que la presencia de estos elementos es altamente perjudicial en el fluido lubricante, permitirá la formación de ácidos y reducción de las propiedades del lubricante. Por ello, nos encargamos de brindar el servicio de diálisis de aceites, con el objetivo de someter al aceite a un proceso de limpieza donde el lubricante quedará en óptimas condiciones para seguir siendo utilizado en su misma aplicación, asegurando un mayor tiempo de vida.

Estamos dispuestos a resolver sus problemas, para poder contactarlo, llene el siguiente formulario: Formulario de Servicios